Saltar al contenido
Negocios del Campo

La caída del precio del cerdo en China causa estragos en las exportaciones y el precio en España, principal exportador a ese mercado

exportacion de carne de cerdo de europa 2021

El lunes 21 de junio empezó oficialmente el verano 2021 en Espeña, y el mercado del cerdo lo ha hecho de forma totalmente inédita, con un descenso de la cotización del cerdo,  tanto en el norte de Europa como sobre todo  en España. Nunca antes, quitando algún año  afectado por la peste porcina, la cotización  del cerdo había bajado en el final del mes de  junio. Este año 2021 sí.

Y esto ya nos indica que  estamos, seguimos estando desde el año pasado,  en unos tiempos excepcionales en los cuales es muy  difícil hacer previsiones y el mercado no responde  a las estacionalidades y a la normalidad, sino  a la excepcionalidad, sobre todo de la pandemia.  

Los cierres en la restauración han impedido que  hubiera un repunte de los consumos interiores  europeos. La primavera fría y lluviosa en el norte  de Europa ha impedido que la campaña de barbacoas  funcionara con normalidad y al final, el mercado  de la carne sin China -con la exportación a China muy parada porque los chinos no compran y están  pasando precios de compra que, descontando fletes,  congelación y manipulación, son bastante  inferiores a los que están operando dentro  de Europa-, con cual, sin China, el mercado de la  carne ha entrado dentro de Europa en un puntual,  momentáneo, colapso.

Todo mundo quiere vender  en fresco, nadie quiere congelar a estos precios  y el mercado está sobre ofertado, sobre  todo porque ya venía muy ofertado por  la carne alemana.

Con lo cual, ahora hay una  guerra de precios a la baja dentro de Europa  para intentar vender. Casi lo menos importante es el precio, lo que cuenta ahora es vender.  

Por balance de oferta y demanda de vivo, los  ganaderos defendían una repetición, que es lo  normal en esta época del año, cuando no, subida.  El peso medio en el muestreo de Mercolleida ha  bajado 350 gramos, con lo cual, los ganaderos,  aceptando la mala situación de la carne,  concedían la repetición, pero no la bajada.

En  cambio, los mataderos, con la caída de precios, con la espiral bajista en que ha caído la  carne, defendían sí o sí que el cerdo tenía  que bajar.

Al final, un céntimo en vivo es lo  que baja la cotización del cerdo en Mercolleida.

Por balance de oferta y demanda, tal vez el mercado estaría, como mucho, equilibrado, cuando no faltarían todavía cerdos, pero el  problema es la altura del precio respecto a los competidores exportadores de España y respecto  a nuestro principal importador, que es China.  

Con lo cual, el cerdo no puede ponerse de lado  tampoco a lo que sucede en el mercado de la carne,  por mucho que su mercado nacional esté más o  menos equilibrado. También es verdad que esta  semana hay un festivo en Cataluña -el jueves-  con lo cual el abastecimiento de los mataderos,  al menos en la zona catalano-aragonesa, es más  fácil. Matarán cuatro días, incluso algunos, 3 días. Ha sido la semana más o menos “perfecta”  para que los mataderos pudieran presionar.

Y no  pueden ponerse de lado tampoco los ganaderos  ante esta situación porque el precio del cerdo  en el norte de Europa ha caído esta semana. Alemania ha bajado 9 céntimos y, automáticamente, esto ha arrastrado a la baja todos  los precios en el resto de países:  Dinamarca Bélgica y Países Bajos bajan también entre 7 y 9 céntimos esta semana. 

En Francia, el peso medio ha bajado casi medio kilo, con lo cual los  ganaderos pretendían conseguir una subida de 2  3 céntimos y al final la mala situación de la  carne y el descenso en Alemania ha forzado una  repetición del precio.

Tenemos varios factores  ahora a los que habrá que estar atentos. Primero,  tenemos que tener claro que vamos de cara al  verano y que la oferta de cerdos va a disminuir  progresivamente en toda Europa, con lo cual el matadero no tiene incentivos para matar más por el  tema de la carne, no va a ir a buscar más cerdos,  pero tampoco van a haber más cerdos.

Se empiezan  a programar semanas de 4 días de matanza en el mes de julio y habrá que ver si eso es para acomodarse  a una oferta que sólo da para matar cuatro días o si empieza a haber algún sobrante de cerdos, lo  cual en verano es francamente difícil que suceda.

La recuperación del stock porcino en China y la baja del precio del cerdo causará baja en las importaciones?

Exportación de Carne de Cerdo de Europa en Toneladas                2,017MS                2,018MS                2,019MS                2,020MS Enero a Junio 2021 Crecimiento vs ene-jun 2020
China         1,343,72135.5%        1,280,83733.8%        2,305,24550.4%        3,341,66761.6%        1,508,40658.8%12.0%
Filipinas           244,7286.5%           276,0277.3%           220,1434.8%           152,8712.8%           159,0266.2%na
Japón           444,86111.8%           452,55011.9%           453,8799.9%           359,8786.6%           134,3015.2%-18.8%
Hong Kong           357,3639.5%           211,5205.6%           203,0004.4%           283,7355.2%           101,0673.9%15.1%
Corea del Sur           281,9857.5%           343,4769.1%           265,6295.8%           195,0663.6%              91,0143.5%2.3%
Vietnam              41,3531.1%              84,3362.2%              94,3232.1%              96,3661.8%              76,7413.0%na
USA           150,8254.0%           159,0064.2%           120,3632.6%           104,4051.9%              51,1762.0%37.4%
Australia           100,5682.7%           102,0152.7%           109,9412.4%              83,9221.5%              37,9401.5%25.3%
Costa de Marfil              37,9371.0%              46,5901.2%              45,8961.0%              59,5991.1%              35,8861.4%76.4%
Ucrania              87,2972.3%           108,3612.9%              88,8791.9%              82,6201.5%              30,2131.2%15.8%
Chile              11,0770.3%              12,3260.3%                8,0150.2%              21,5820.4%              24,7501.0%na
Serbia              57,3991.5%              68,0901.8%              48,5861.1%              54,4761.0%              19,7470.8%-8.3%
Nueva Zelanda              31,5400.8%              31,2380.8%              32,7930.7%              33,2630.6%              19,3560.8%59.4%
Tailandia              31,1070.8%              27,3190.7%              32,9650.7%              27,3910.5%              19,2640.8%68.9%
Angola              31,1220.8%              31,3530.8%              23,2880.5%              21,8690.4%              18,5590.7%69.8%
Taiwan              67,2661.8%              57,7101.5%              47,4441.0%              40,9230.8%              18,4670.7%35.9%
Canadá              27,4230.7%              26,9950.7%              23,9670.5%              28,3100.5%              16,3590.6%59.8%
Otros Destinos           433,41211.5%           473,16212.5%           445,2999.7%           436,1018.0%           204,2918.0%0.0%
Total Europa Sin Reino Unido        3,780,9840.0%        3,792,9080.0%        4,569,6550.0%        5,424,0440.0%        2,566,5630.0%0.0%
Exportaciones de carne de cerdo de Europa

Hasta ahora China ha seguido demandando cantidades crecientes de carne de cerdo importada, pero esta situación de excepcionalidad no se espera que se mantenga.

Tenemos varios factores a los que habrá que estar  atentos en este contexto inédito del verano.  Primero, vuelve a haber tensiones diplomáticas  entre EEUU y China. EEUU amenaza a China  con aislarla diplomáticamente, con lo cual es  previsible que los chinos quieran comprar menos carne de cerdo -tal vez- en EEUU.

Al mismo tiempo,  China, viendo esto, también se está rearmando para  intentar autoabastecerse. En el caso del cerdo, no quiere decir autoabastecerse sino pasar de  unas importaciones de 4-5 millones a la normalidad  anterior, que serían 1 o 2 millones -no este año  sino probablemente a partir de 2022-.

De  momento, lo que sí tenemos claro es que China  importó cantidades récord en el primer trimestre,  el primer cuatrimestre, -en torno a un 20% más que  el año pasado- y si todo el mundo está de acuerdo en que China va a importar menos en el global  del año, está claro que a partir de ahora sus  importaciones han de ser inferiores al año pasado. 

En estos momentos, China parece que solo esté comprando en Brasil. En EEUU, la semana pasada hubo más cancelaciones que nuevos  pedidos para China. En Europa, los contratos han  finalizado y no se están firmando nuevos contratos  porque China está pasando unos precios muy bajos.  

Pero hay que tener en cuenta también que el precio brasileño ha subido por China, pero apenas está al nivel de Alemania. El problema es de diferenciales. El precio  español tiene un diferencial de unos  40 céntimos con Alemania y con Brasil, y en torno a los 20 céntimos con Francia y Dinamarca.

Eso quiere decir que tenemos que  comprar los cerdos a precio español y tenemos  que vender la carne al precio alemán, que es el  que marca la pauta dentro de Europa.

El precio  americano sigue a nivel español -o más alto-,  la diferencia es que en EEUU tienen un consumo, una demanda interior muy firme y están exportando también más a México, aunque estén exportando menos a China. 

Otro factor es que China ha matado  mucho en el primer trimestre, ha tenido unas importaciones récord, con lo cual  dispone de stock. Sigue comprando en Brasil, lo que indica que sigue necesitando importar, pero lo hace donde los precios son más bajos.  

En este sentido, será importante ver ahora si  los precios bajos, sobre todo de los holandeses,  les permiten ya cerrar nuevos contratos de cara  a agosto-septiembre al nivel actual de precios.

Otro factor importante. Los mataderos alemanes sacrificaron muchos cerdos a raíz de la peste porcina africana -cuando no tenían mercado y se les cerró  la exportación- e hicieron un gran stock  de carne congelada pensando en venderla en  verano.

Son cerdos comprados a precios muy  bajos -en torno a 60 céntimos menos de los  precios actuales- con lo cual están sacando  esta carne congelada también al mercado a unos  precios muy competitivos y fuerzan a todos los  mataderos europeos que no pueden exportar a China a vender la carne a esos precios más bajos para hacerse una cuota de mercado. 

Paralelamente, la gran distribución en toda Europa también quiere defender sus cuotas de mercado y está haciendo promociones de  carne de cerdo a precios muy baratos y no acepta  ninguna subida en sus compras de carne de cerdo porque utiliza la carne de cerdo como reclamo para atraer compradores a sus instalaciones.

Otro factor al que no se ha prestado atención hasta ahora es el cierre del Canal de Suez durante Semana Santa. Parecía que el principal  problema era la disponibilidad de contenedores, pero ha habido otro problema que se ve ahora.  El cierre del Canal de Suez provocó más o menos un retraso de un mes en las cargas en origen y las arribadas en destino, con lo cual la carne de cerdo comprada hace 2-3 meses ha llegado ahora a China con precios altos de hace dos meses y encontrándose al precio chino más bajo de  los de los últimos meses.

Los importadores chinos  están renegociando precios ahora en el puerto bajo la amenaza de no descargar los barcos si no se bajan los precios y les importa muy poco perder la fianza porque la caída de los precios interiores en China ha sido muy fuerte.

Hay que  tener en cuenta que, si el problema en el mercado  interior es el diferencial del precio español  frente al resto de vendedores de carne europeos, en el mercado internacional el problema es que el diferencial entre el precio chino y el precio  español es ahora apenas del 30%.

Hace 7- 8 meses  -en noviembre-diciembre- era del 300%. El precio chino era un 300% más alto que el español; ahora  es apenas un 30%. Con lo cual, el problema no es de precio, el problema es de diferencial de precios y eso quiere decir al final que el  problema es de precios, efectivamente.