Saltar al contenido
Negocios del Campo

Precio del quintal de soja 17/ene/2020

precio de la soja

Soja Chicago

La cotización de la soja en Chicago mostró una baja baja de 1.7% a pesar del cierre de la “fase uno” del acuerdo entre Estados Unidos y China. La tonelada soja Chicago cerró a 341,62 dólares la tonelada, versus 347.6 dólares la semana anterior, esto significa un precio de quinta de soja de 34.16 dólares.

precio quintal de soja rosario, cotizacion quintal soja, soja chicago, precio soja hoy

La caída en el precio del quintal de soja en Chicago se debió a varias razones:

  • La expectativa que se había creado por el cierre de la Fase 1 del acuerdo entre USA y China era muy grande, y los anuncios resultaron de alguna forma decepcionantes para el mercado. Sobre todo las declaraciones del Gobierno Chino respecto que “comprarán a condiciones de mercado”, lo que pone presión a los productores de soja americanos para ser muy eficientes en costos, especialmente frente a la competencia de la soja de Brasil.
  • El comienzo y adelanto del 15% de la cosecha de soja en Brasil, en una cosecha que se estima va a ser récord, de unas 124 millones de toneladas. A esto se sumó que el real se siguió devaluando contra el dólar, lo que hace a la soja brasilera aún mas barata que la de los farmers de USA.
  • También influyó que a pesar de mala cosecha de gruesa este año en USA, al final la producción de soja en USA terminó siendo varios millones de toneladas mas altas respecto de las estimaciones anteriores.

 Precio quintal de soja Bolsa de Cereales Rosario

La cotización del quintal de soja FAS en la bolsa de Cereales de Rosario también reflejó una baja, con un precio de cierre este viernes de US$ 253,8 tonelada y $ 1.522.3 pesos el quintal. En cuanto al precio de la soja FOB, el cierre fue de US$ 362 (versus el cierre de la semana anterior en US$ 371).

Intervención al mercado de trigo y de maíz?

Esta semana el tema importante fue la discusión por la posible falta de trigo de y de maíz en el mercado local destinados a la molinería, la industria y la alimentación avícola, porcina y de feed lots.

El temor de una posible intervención al estilo Moreno está latente, con lo que ellos trae aparejado, que son controles de precios, nuevos permisos de exportación y todo tipo de medidas que destruirían nuevamente el mercado.

Con una clara actitud lobbysta, tanto los productores avícolas de Capia y Cepa salieron a hablar de falta de maíz, como los de la industria molinera agrupadas en FAIM salieron a advertir sobre la falta de trigo.

La realidad que señalan los analistas especializados indica que tanto el trigo como el maíz alcanzarán para abastecer a la exportación y a la industria local. Sólo que la demanda del mercado local va a tener que pagar más para comprar estos granos. Y parte de ello lo van a tener que comprar a exportadores como hacen todos los años, aunque este año los exportadores se les adelantaron mucha en la compra.

Lo que pasó es que por el miedo al nuevo gobierno peronista, la mayoría de los productores adelantaron la venta de sus cosechas de las dos gramineas durante el período entre Agosto y Octubre. Esto hizo que la demanda exportadora cerrara muchos mas negocios que molineros y corredores locales de maíz que compran para la industria avícola. Mientras que la exportación paga al contado y en dólares, los compradores del mercado local quieren pagar en pesos y a plazos de 20 a 40 días. En un marco de inestabilidad económica, altas tasas y ahora incertidumbre por casos de falta de liquidez o solvencia como el de Vicentín, hacen que el productor privilegie la venta a las exportadoras de granos, quienes tienen acceso a financiamiento en el exterior a tasas muy bajas en dólares.

Lo que va a terminar pasando es que si molineros, avícolas, productores porcinos y feed lots quieren comprar trigo y maíz van a tener que pagar mas y mejor a los productores. Esperemos que esta suba en el precio local de los granos mas sensibles políticamente hablando no desencadene una nueva y nefasta intervención de los mercados de trigo y maíz por parte de un gobierno al que estas medidas le resultan familiares y atractivas en base a su historia reciente.