Saltar al contenido
Negocios del Campo

Baja el precio de la soja y el precio del maíz por el informe USDA. Se salva el precio del Trigo

baja el precio de la soja

Impacto del nuevo Informe del USDA WASDE

Duraron poco las subas del precio de la soja y el precio del maíz por la reducción del área sembrada en Estados Unidos. Tras un nuevo informe del USDA, el precio por tonelada de ambos granos cayó de 3 a 4 dólares en su cotización del Mercado de Chicago.

El precio del maíz y la soja reflejó la sobre-expectativa que tenían los analistas privados por una reducción mayor del área sembrada, que no se dio en el estimación de la USDA.

Dentro de este escenario, permanece como factor bajista la pandemia del Covid, y su afecto el consumo de etanol, biodiesel y alimento para ganado.

Además de ello, se registraron lluvias en estados importantes productores de soja y maíz.

Precio del maíz

El informe de la USDA espera una caída de casi 26.3 millones de toneladas de producción mundial de maíz (equivalente a mas de media cosecha argentina), de las cuales 25.2 millones de toneladas corresponden a USA. El resto del ajuste se haría en Brasil, Argentina y Ucrania (nuevo jugador en el mercado).

En USA, la principal zona productiva del corn belt está afectada por temperaturas mas altas de lo normal y lluvias menores, aunque la reciente lluvia de esta semana trajo cierto alivio.

La producción mundial de maíz se estima en más de 380 millones de toneladas, con incertidumbre sobre la recuperación de consumo de etanol, principal motor de la demanda en Estados Unidos.

En maíz no se ve que los fondos puedan empujar mas el precio, salvo un evento climático. Estamos entrando en la temporada alta del mercado climático por la floración del maíz, y habrá que monitorear de cerca las probabilidades de una sequía.

En el mercado, el precio del maíz de la nueva cosecha 2020-2021 se fijó en 130 dólares para Julio, y un rango de 135 a 138 dólares la tonelada para Abril. Se estima una caída entre 8% y 10% en zona núcleo en la siembra de maíz para la nueva campaña, respecto de lo sucedido en 2019-2020. Podría haber nuevos ajustes en la superficie de siembra si se profundizara la falta de humedad que ya se está viendo en la zona agrícola mas occidental de la pampa húmeda.

Precio de la soja

El precio de la soja también recibió un castigo de 3 a 4 dólares en su cotización por tonelada en el mercado de Chicago, afectado por una menor reducción de superficie de siembra de la esperada y el rebrote del COVID.

Brasil sigue vendiendo mucha soja a China, aprovechando la competitividad del devaluado real.

Por motivos de la inestabilidad económica, las expectativas inflacionarias y el cierre del acceso a la compra de dólares, los productores de Argentina aún retienen soja de la campaña anterior, aunque las perspectivas no sean alcistas en el mercado internacional. Sin embargo, a nivel local, retener la soja es una de las pocas alternativas que los productores encuentran como refugio de valor.

Al igual que en el maíz, habrá que estar atentos al mercado climático en las etapas medias y finales del cultivo de soja en Estados Unidos, donde existe alguna probabilidad de sequía.

Siguiendo con la telenovela de las peleas de Trump con China, la semana pasada el presidente americano twiteó que no está dispuesto a firmar una fase II del acuerdo comercial con China, acuerdo por el cual China accede a comprar bienes agrícolas americanos, básicamente soja y carne de cerdo. Este fue otro factor bajista para el precio de la soja.

Precio del trigo

El precio del trigo fue el único que salió indemne luego del nuevo informe del USDA. Los problemas climáticos en Europa, Kazajstan, China y Argentina anticipan una menor producción mundial del cereal.

En Argentina se están recortando las perspectivas de producción de trigo por problemas de no siembra por falta de humeda, y otros trigos sembrados que no han recibido lluvia. El Sudeste de Buenos Aires es la zona menos afectada. En general cuanto mas al oeste vamos, mas falta el agua.

Este recorte de la producción esperada hizo que el precio del trigo subiera a 175 – 180 dólares la tonelada para enero, un precio record que no veíamos desde la pasada Semana Santa.

La falta de agua puede afectar la actual siembra de trigo y afectar también las próximas de maíz y soja

En Argentina según el Ingeniero Eduardo Sierra, en declaraciones al programa Sector Agropecuario de Quique Oss, estamos al igual que el año pasado en nuevo ciclo de baja actividad solar, con mayor presencia de la masa de aire polar. Estos ciclos solares son de unos 50 años de duración, y habría comenzado el año 2018, en el cual se vivió una sequía aguda.

Dentro de este nuevo ciclo, las lluvias que vimos en las zonas productivas argentinas recostadas mas hacia el oeste, ya no se repetirían.

En 2019 ya vimos falta de lluvia en el Oeste y Sudoeste bonaerense, que ahora también se ve en Córdoba, donde está bajando el área sembrada de trigo.

La Provincia de La Pampa, que tuvo un buen régimen de lluvias hasta hace algunos años, desde el año pasado ya tiene un régimen casi de Patagonia.

Este problema de seca no sólo va a afectar al trigo que se está sembrando ahora, sino también al nivel de humedad necesario para sembrar maíz y soja en Septiembre.

Las bajantes del Río Paraná ejemplifican esta fase del ciclo, ya que las bajantes que vimos este año medida en el puerto de Itatí (confluencia del Río Paraná con el Río Paraguay) no se daba desde los años 40.

El problema no es para las implantadas con humedad anterior, pero hay 300.000 hectáreas que no se van a poder implantar o que van a sufrir la seca.

El año pasado pasó que a partir de la primavera entraron masas de aire tropicales (circulación tropical), que trajeron lluvias tardías que salvaron la cosecha de trigo.

En el Hemisferio norte se ve sequía moderada o alta, en China, Rusia, Ucrania y Kazajstan. También en Australia y Sudáfrica en el hemisferio sur.